Empresas

Hipertensión arterial, hipercolesterolemia, escasa ingesta de frutas y verduras, exceso de peso u obesidad, sedentarismo y consumo de tabaco, estos son factores de riesgo que están estrechamente asociados a la mala alimentación. Estos producen consecuencias negativas en el desempeño laboral ya que implican aislamiento social, depresión, estrés, baja autoestima y un aumento de ausentismo laboral significativo, asociado al incremento de las licencias médicas, etc.

¿En qué consiste el servicio?

En que la nutricionista asista a la empresa y atienda a los empleados en su lugar de trabajo, facilitando así, el acceso a la consulta nutricional y la adherencia al tratamiento o también en la realización de charlas o cursos educativos sobre alimentación y nutrición. De esta forma, se logran mejores resultados que benefician tanto al empleado como al empleador y mejoran, a su vez, el ambiente de trabajo. Con esto disminuye el ausentismo laboral y la rotación de personal,  lo que conlleva a las empresas a mantener su nivel competitivo y su productividad optimizada. 

Cotíza aquí una asesoría nutricional en tu empresa!