Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo poseen una elevada cantidad de proteínas, además de ser ricas en metionina, un aminoácido esencial. Las grasas que contiene son insaturadas, es decir buenas, lo que junto a su contenido de lecitina y fitoesteroles las convierte en un alimento que contribuye a reducir el nivel de colesterol sanguíneo. Igualmente son destacables sus altos niveles de calcio, hierro y de zinc.

También contienen lignanos, incluyendo la sesamina, un fitoestrógeno con propiedades antioxidantes y anti-cáncer.

Las semillas de sésamo poseen también buenas cantidades de fibra, por lo que su consumo resulta beneficioso para la regulación de la función intestinal.

Consejos prácticos:   Las semillas de sésamo puden comerse crudas o ligeramente tostadas. Esparza las semillas sobre las verduras como brócoli, tomáte o espinacas antes de servirlas o bien añádalas a las ensaladas surtidas.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *