La importancia de los colores

Para que nuestra alimentación sea realmente balanceada, nutritiva y saludable debe incluir una variedad de alimentos de distintos colores. Más que una simple apariencia, el color de los alimentos responde a sus propiedades y, en consecuencia, a los beneficios que aportará a nuestra salud ¿Lo sabías?

 Es muy fácil reconocer las categorías, puesto que los colores están muy bien diferenciados:

 Azul Morado: (berenjenas, ciruelas, uvas,  y moras), estos nutrientes apoyan la salud de la retina, disminuyen el colesterol LDL, aumentan la actividad del sistema inmunológico, ayudan a tener una digestión sana, mejoran la absorción de calcio y otros minerales, a combatir inflamaciones, reducen el crecimiento de tumores, actúan como anticancerígenos en el tracto digestivo, y limitan la actividad de las células cancerosas.

 Verde: (brócoli, pera, kiwi, espinacas, paltas, manzana verde, limón, repollo, y lechuga, entre otros), los nutrientes que se encuentran en estos vegetales reducen el riesgo de cáncer, disminuyen la presión arterial y los niveles de colesterol LDL, normalizan el tiempo de digestión, ayudan a la salud de la retina y la visión, combaten los radicales libres dañinos, e impulsan la actividad del sistema inmune.

 Blanco: (coliflor, plátano, ajo y cebolla), proporcionan una poderosa actividad de estimulación inmunológica, reducen el riesgo de cáncer de colon, mama y cánceres de próstata, y mantiene balanceados los niveles hormonales, reduciendo así el riesgo de canceres relacionados con exceso de hormonas.

 Amarillo Naranja: (naranja, maíz, piña, durazno, melón, mango, zanahoria entre otros), reducen la degeneración macular (ojo) relacionada con la edad y el riesgo de cáncer de próstata, reducen el colesterol LDL y la presión arterial, promueven la formación de colágeno y la salud de las articulaciones, combaten los radicales libres, y trabajan con el magnesio y el calcio para construir huesos saludables.

Rojo: (Sandía, tomate, frutilla y cereza), reducen el riesgo de cáncer de próstata, reducen la presión arterial, reducen el crecimiento tumoral, los niveles de colesterol LDL, eliminan los radicales libres nocivos, y en casos de artritis soporta la unión del tejido.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *