Flores de Bach, un complemento para la terapia psicológica

Psicóloga Viña del Mar – Flores de Bach / Atención Fonasa – Isapre / Tel. 32 3184157

El uso de las llamadas “terapias complementarias” es cada día más popular tanto en tratamientos médicos como en la terapia psicológica. En el ámbito médico tradicional han sido utilizadas para complementar todo tipo de tratamientos, tanto así que en varios hospitales de Santiago (San Borja, San José, entre otros) y en el hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar se han implementado unidades especiales con este tipo de terapias. Una de las terapias complementarias más renombradas son las Flores de Bach, debido al prestigio que han adquirido entre sus usuarios por sus significativos resultados.

¿Qué son las Flores de Bach? ¿Cuál es su origen?bach

Esta terapia se basa en un sistema de 38 esencias extraídas de flores, cada una con una propiedad específica que dialoga con los desequilibrios, ya sean físicos mentales o emocionales, para devolvernos a nuestro estado natural de salud. Las esencias florales fueron descubiertas por el doctor Edward Bach, un médico reconocido en Inglaterra por su trabajo investigativo en el campo de la patología e inmunología. A pesar de su éxito en este ámbito, Bach se sentía insatisfecho, pues para él la enfermedad no era sólo una “disfunción en la máquina humana”, sino el efecto de una falta de armonía entre el cuerpo y la mente.

El postulado del médico era entonces: “trata a la persona no a la enfermedad”, asumiendo que las causas de la enfermedad eran estados emocionales negativos, como la tristeza, el temor, la inseguridad, la ansiedad, el estrés etc. Es así como cada una de las esencias florales -a través de sus vibraciones- se convierten en un vínculo entre la personalidad (lo que creemos o demostramos ser) y nuestro verdadero ser. Según este sistema los estados negativos no se combaten como síntomas sino que se inundan de vibraciones energéticas armónicas que transforman dicho estado.

¿Cómo se relacionan las Flores de Bach con la terapia psicológica?

La psicoterapia es un proceso guiado en el que aprendemos a relacionarnos con nosotros mismos y con el mundo en general; nos ayuda a entender nuestros sentimientos y a modificar conductas y maneras de pensar que nos impiden sentirnos sanos. En la terapia psicológica las Flores de Bach son utilizadas como herramienta para trabajar las emociones, pues tienen la característica de “acelerar” el proceso psicoterapéutico, permitiendo que el paciente vaya descubriendo cuáles son las emociones negativas que generan bloqueo y malestar. También pueden ser una ayuda para enfrentar emociones intensas y contener a la persona durante el proceso.

¿En qué casos se recomienda recurrir a las esencias florales?

Éstas son aptas para todo tipo de enfermedades y todo tipo de pacientes ya que no tienen contraindicaciones médicas. Son utilizadas frecuentemente en niños, en presencia de hiperactividad, “pataletas” o problemas con el control de impulsos, de concentración y/o aprendizaje. También son recomendadas para adultos en procesos de duelo, depresión, falta de interés y motivación por la vida, disfunciones sexuales, estrés y agotamiento emocional o físico. Además, tienen gran eficacia ante crisis de pánico o angustia y trastorno de ansiedad.

Cabe destacar que pueden resultar de gran ayuda para comenzar cambios de hábitos alimenticios; para manejar el síndrome de abstinencia ante un tratamiento de rehabilitación; o para facilitar y profundizar el autoconocimiento.

¿De qué depende su efectividad?

La efectividad de este tipo de tratamientos se relaciona principalmente con la actitud y disposición del paciente, es decir, la implicación de la persona en su propio proceso terapéutico. Muchas veces los pacientes se encuentran cerrados emocionalmente o tienen expectativas muy altas del tratamiento, esperando resultados inmediatos sin considerar que ésta como cualquier otra terapia implica tiempo, receptividad y constancia.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *