Barriga v/s Felicidad

¿Sabía usted que el consumo de alcohol, el de altas dosis de café, el hábito tabáquico y una vida sedentaria hace que se acumule grasa alrededor de los órganos vitales y que disminuya nuestra felicidad?

Usted se peguntará ¿qué relevancia tiene esto?, bueno, en aquellas personas que acumulan grasa en la zona abdominal, lugar donde se disponen los principales órganos del ser humano, se presentan alteraciones hormonales y características del envejecimiento prematuro junto con alteraciones del estado de ánimo.

Dicho de otro modo en la barriga se acumula una cantidad de grasa que hace que aumente la hormona del estrés (el cortisol) que reduce los niveles de endorfinas, que son las hormonas encargadas de trasmitirnos sensación de felicidad y bienestar. Es por esto que podemos decir que aquellas personas que tienen un abdomen prominente posiblemente serán menos felices.

Lamentablemente la acumulación de grasa abdominal no solo nos hará menos felices, sino que también dañará a largo plazo nuestra salud.

¿Cómo puede usted saber si tiene un abdomen prominente?

La forma más común está a simple vista, hay claras diferencias entre un abdomen plano y otro abultado, pero el método más utilizado y no solo en Chile es la medida del perímetro de la cintura, éste nos ayuda a determinar principalmente el factor de riesgo cardiovascular de una persona. Para mujeres no puede superar los 88 cm y en hombres los 94 cm.

El abdomen prominente se genera a partir de la acumulación progresiva de grasa abdominal y de “grasa visceral”, la que se deposita alrededor de los órganos vitales. Esta grasa visceral es la que tiene mayor significancia en nuestra salud ya que nos hace propensos a padecer enfermedades cardiovasculares pero también, diabetes, hipertensión y algunos tipos de cáncer.

Y es que la grasa visceral es muy activa y genera un constante bombeo de sustancias tóxicas en el torrente sanguíneo, un proceso que conduce a la acumulación de ácidos grasos libres en el hígado y otros órganos, desequilibrando la regulación insulínica del organismo, el azúcar sanguíneo y el colesterol.

Lo que hay que tener siempre presente es que esta grasa visceral se acumula muy rápidamente y es más difícil de perder que la subcutánea. Además, la disposición a tener grasa abdominal extra aumenta a medida que avanzamos en edad.

Por ello, lo mejor como siempre es prevenir. Porque al contrario de lo que todos creen, la grasa de la barriguita no se va con abdominales. Más bien se recomienda una dieta apropiada y ejercicio aeróbico para potenciar la creación de masa muscular y facilitar la quema de grasa visceral.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *