Ansiedad Infantil

Como saber que el niño sufre ansiedad

Las características de la ansiedad infantil son:

1. LlantoAnsiedad Infantil

2. Quietud: Casi no se mueven

3. Apego a la madre/padre: Se ponen a su lado y se quedan ahí hasta que se les pasa

4. Tics: En los ojos, tics en la boca…

5. Evitar la situación: no querer ir al colegio, no querer dormir solo, no querer que los padres vayan a trabajar…

Los niños tendrán situaciones en que esto les sucederá, pero este estado de ánimo ansioso desaparecerá. Si, por el contrario, sigue estando con el mismo sentimiento durante más de 3 semanas, hay un problema. También se sabrá que hay un problema de ansiedad infantil más grave, si las situaciones de ansiedad llevan al pequeño a tener vómitos, mareos, diarreas… O si las situaciones de ansiedad afectan interfiriendo en la vida cotidiana del niño.

En estos casos se deberá tratar el problema con un especialista.

¿Cómo enfrentar la ansiedad infantil?

 Estas pautas son algunas de las cosas que podemos hacer los adultos para ayudar a los pequeños a enfrentar la ansiedad:

– No hacer de menos los sentimientos del niño. Para un adulto puede parecer que lo que le ocurre sea una tontería, pero para el niño probablemente sea algo importante. Así que hay que tratar de comprenderlo y, en ningún caso, reírse ni hacer menosprecio de sus preocupaciones. Eso aumentaría la ansiedad en vez de reducirla.

– El niño siempre imita a los padres, a los abuelos… Así que es importantísimo aprender a controlarnos a nosotros mismos. Si ve inseguridades y ansiedad en el mayor, él también la tendrá.

– Escuchar, compartir y ayudarle. Hay que animar al pequeño a que explique lo que le ocurre, para poder así ayudarle.

– El pequeño debe llevar una vida equilibrada y sana. Tiene que comer bien, llevar un horario del sueño, hacer actividades físicas e intelectuales que le favorezcan… De esta manera se sentirá estable y feliz. Aunque no hay que cargarle de actividades. También es importante que descanse.

– Ayudarle con películas agradables, actividades que le distraigan, canciones relajantes…

– Hay que tratarle con cariño, calma y amor. Los niños son muy perceptivos, y es importante que lo que perciban sean sensaciones positivas.

– Es mejor si no ve películas con violencia, noticias impactantes…

De estas formas iremos favoreciendo que el niño/a se sienta mejor y sepa actuar y calmarse en las situaciones que le pongan nervioso, previniendo y mejorando la ansiedad infantil.

Fuente: psicomaster.es

Un excelente artículo tanto para reconocer la ansiedad infantil como para fomentar una mejor relación entre padres e hijos, indica Estefanía Schiappacasse, Psicóloga de Nutrihealth. Este artículo de María Jesús Andrés Pérez promueve no minimizar la importancia de los sentimientos de los niños/as, hay que considerar que es con el apoyo de los padres frente a las diversas dificultades que se van presentando en la vida en que cada menor logra tolerar frustraciones de mayor complejidad, habilidad que por supuesto les será muy útil en el futuro para lograr abordar dichas situaciones con un mayor abanico de soluciones aprendidas.

Que el niño o niña tiendan a imitar las reacciones o conductas de los mayores que le rodean se aplica a todas las situaciones difíciles de la vida, teniendo esto en cuenta se puede evitar el aprendizaje de pautas de resolución de problemas violentas, reacciones de ansiedad desmedidas para las situaciones, entre otras.

En cuanto a escuchar al menor con respecto a lo que le ocasiona ansiedad es una gran manera de mejorar el vínculo entre padres e hijos, si un niño o niña logran superar adversidades junto a sus padres se establece una relación de mayor confianza, comprensión y muy beneficiosa para ambas partes.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *