I 10 tips para mantenerte saludable…

todo el año!… PARTE 1

No es necesario que lleguen los días de calor para que comiences a preparar tu cuerpo para el verano.

Recurrir a regímenes extremos no ayuda en nada, además de sentir hambre durante todo el día y un gran decaimiento, se pierde masa muscular, lo que es contra producente para nuestro organismo. La idea es que eliminemos gradualmente la acumulación de grasa.

Siguiendo los pasos que  te proponemos a continuación podrás mantenerte saludable todo el año.

 1.      Ordena tu día

Es fundamental que por lo menos hagas 3 comidas y 2 colaciones al día que sean saludables. Fraccionar la alimentación, te ayudará a disminuir la ansiedad y favorecerá la perdida de peso. El gran error que comete la mayoría de las mujeres es saltarse alguna comida pensando que eso contribuirá a bajar rápido de peso. Sin embargo, está comprobado que ese tipo de medidas lo único que hace es aumentar el apetito y comer el doble.

2.      Disminuye la cantidad de grasa en tus comidas y elige bien su calidad

Toda la grasa, buena o mala, aporta 9 calorías por gramo (versus cuatro calorías que aportan las proteínas y los carbohidratos), lo que significa que poca cantidad de grasa aporta altas cantidades de energía (calorías). Su destino metabólico predilecto es el depósito, por lo que su consumo en exceso, aumentará inmediatamente ese rollito que tanto odiamos. Lo ideal es consumir grasas buenas, como las que encontramos en los aceites 100% vegetales (soya, maravilla, canola, oliva, maíz, etc.) o en las aceitunas, nueces, almendras, maní,  pistachos, castañas de cajú, entre otros. Es un error pensar que todas las grasas son malas para el organismo, hay algunas que son imprescindibles para su buen funcionamiento, eso sí siempre en porciones moderadas.

3.      Toma mucho agua

Seguramente para la mayoría, tomar mínimo 2 litros de agua al día puede resultar todo un desafío, pero su consumo en abundancia es esencial  para el organismo y uno de los nutrientes fundamentales en la dieta. Si bien aseverar que el agua adelgaza no es mas que un mito, sí tiene una serie de funciones importantísimas para el cuerpo, como transportar los componentes de la sangre, disolver y traspasar los nutrientes desde la sangre a las células, y transferir los productos metabólicos a la sangre para su distribución o eliminación a través de la orina. Aunque el agua no hace bajar de peso, es un buen método para aumentar la saciedad durante  la alimentación.

4.      Evita a toda costa

Elimina inmediatamente de tu dieta el consumo frecuente de frituras, leche entera y sus derivados como los quesos, las cremas, los helados, cecinas, embutidos, cuero de las aves y carnes con grasa visible (cordero, asado de tira, chuletas, entre otros).

5.      No consumas azúcar o alimentos que la contengan

Las calorías del azúcar y de los alimentos que la contienen, se denominan “calorías vacías”, las cuales aportan energía, pero ningún nutriente. Su consumo no satisface del todo, es mas, al rato sentirás nuevamente la sensación de hambre que te hará comer mas en la próxima comida o lo que es peor,  “picotear“ a deshoras. En definitiva, ahorra esas calorías y opta por alimentos mas nutritivos que te dejen satisfecha mas tiempo.

……continuará….

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *